miércoles, 8 de agosto de 2012

Tips de Belleza: Como elegir el vestido de novia perfecto para ti





















 



La novia es el centro de atención y la reina durante la boda y el banquete y como tal debe lucirse. Una de las cosas más importantes es el vestido, que a su vez es lo más emocionante de elegir. No obstante es necesario  tener en cuenta algunos puntos ya que el que se vea bonito en un maniquí o en una modelo no significa necesariamente que se nos verá bonito a nosotras.

Jugando desde niña, en la boda de tus amigas, y hasta en el cine seguramente has soñado con la idea de un increíble vestido  que saque a relucir tu belleza al máximo. Ahora es un buen momento para hacer de ese sueño una realidad, veamos como:






















Errores más comunes

Estar predeterminadas a un solo estilo: Esto no es para nada recomendable ya que puede suceder que llegado al probarnos el vestido nos demos cuenta que ese estilo no va con nuestro cuerpo y no nos queda como pensábamos. Por lo tanto resulta conveniente es tener algunas opciones pensadas para no decepcionarnos en caso de que un estilo no vaya con nosotras.

Ir con muchas personas a elegir: Es cierto que muchas amigas y familiares nos querrán acompañar a ver los vestidos de novias ya que es muy emocionante elegirlo y también es cierto que es muy bueno tener personas que nos aconsejen, sin embargo imagínate lo que puede ser estar con tantas mujeres juntas todas queriendo mostrarte un vestido y dándote una opinión diferente. No tendrás el ambiente calmado y reflexiva que necesitas para tomar una buena decisión. Por esa razón lo más recomendable es ir con una o dos personas que nos conozcan muy bien.
Luego ya habrá tiempo en las distintas pruebas para que nos acompañen otras personas y nos den sus opiniones pero ya estando el vestido escogido.

Fijarse solo en el aspecto del vestido y no en la comodidad: Recuerda que usaras el vestido por muchas horas y aunque te veas hermosa en el vestido, si estás incomoda además de que no podrás disfrutar tanto de ese momento tan importante además se notara y no te veras tan espléndida como puedes verte estando cómoda. Por eso te recomendamos que elijas un vestido que además de que se te vea hermoso, también te provea la comodidad que necesitas.

Tratar de resaltar muchas partes del cuerpo a la vez: Recuerda, aveces menos es más. Si en todas partes hay algo que llama la atención el resultado final es que nada llamará la atención. Para evitar eso te recomendamos que te concentres en lo que más te gusta de tu cuerpo y generes impacto en ese lugar.

Ir a las pruebas maquillada: Si es muy útil ver como queda tu vestido con el maquillaje que piensas utilizar en tu boda pero corres el riesgo de manchar el vestido. Para evitar ese riesgo lo ideal es ir sin maquillaje osea con la cara lavada.






















Variables a tomar en cuenta

Habrá baile o no: En caso de que si, tienes que ver si tu vestido te permitirá bailar con comodidad. Lo ideal es que tu vestido traiga uno de cambio corto o que el mismo pueda recortarse ya que si tu vestido es muy largo y vaporoso no te permitirá moverte con comodidad y disfrutar del baile.

Hora y época del año: En primavera y verano se recomienda utilizar un vestido sin mangas y en telas como algodón o seda. Por otro lado, en otoño e inverno es más aconsejable utilizar un vestido de magas cortas, acompañado de una chalina o chaquetita.

Lugar y Formalidad: Según si es en un establecimiento religioso, salón de eventos u otro y tomando en cuenta si es una ceremonia formal, semi-formal o casual debes elegir el largo de tu vestido y si será sin mangas o con mangas.

Interior o aire libre: Al aire libre es más aconsejable utilizar un vestido sin mangas (siempre teniendo en cuenta la formalidad y la época del año como ya se dijo) y sin cauda, solo con detalles sencillos y no muy recargado. Por el contrario si es en un lugar cerrado se recomienda un vestido con cauda integrada, detalles de bordado o aplicaciones, con una tela de brillo ligero, con detalles originales y siempre con tus accesorios (velo, ramo y tocado).






















Como elegir el que más se adapte a la figura

Para elegir bien un vestido que se adapte a nuestra figura debemos tomar en cuenta las caracteristica de nuestro cuerpo pero primero debemos saber cuales son los cortes más relevantes.
Veamos cuales son:



Corte en A:
 





Consiste en la parte de arriba ajustada y la falda que se va agrandando generalmente llegando a ser muy voluminosa. Es de los cortes de novias más populares en el mundo por su gran adaptabilidad a distintas figuras femeninas.








Corte recto: 






Los vestidos con este corte se ajustan en talle, desde donde la tela se extiende en paneles verticales, generando una caída ligera que ayuda a disimular caderas muy anchas. En general este corte admite telas ligeras y con buena caída.








Corte Evasé:







Es el que cae a los lados desde la cintura sin marcar la zona de las caderas. Es un corte con muy buena caída.









Corte Sirena: 







Es un corte muy elegante. 
Va entallado en la rodilla, donde comienza el vuelo de la falda. La cola, corta o larga, suele ser una continuación de la falda.







Corte Imperio:









 Este corte ayuda a alargar piernas y a disimular la barriga.











Si desea lucir más alta: Para lucir más alta es conveniente usar modelos muy sencillos.
Debes evitar las hombreras, las mangas abultadas, y preferir las mangas largas ceñidas a los brazos o cortas que ayuden a estilizar tu figura. La cola debe ir de acuerdo con la estatura para que el cuerpo no se vea desproporcionado, así es que de preferencia llevar una corta. Pruébate un vestido con cuello alto y/o cintura imperio. Otro estilo de vestido que usualmente puede funcionar es es el que deja al descubierto los hombros y el cuello. También escoger un vestido levemente acampanado es una muy buena elección. Pero debes tener cuidado de no escoger un vestido que la recargue.

Si te ves alta y de contextura grande: Trata de lucir un vestido sencillo, sin bordados, de líneas simples que estilicen tu figura. Un modelo con escote muy profundo se te vera muy bien. Evita las hombreras, los tirantes cruzados, las faldas con mucho vuelo y los tablones amplios.

Si te ves alta y delgada: Puedes lucir casi cualquier tipo de vestido, siempre y cuando no te haga parecer demasiado espigada y sin formas.
Lo ideal son los escotes pronunciados y las mangas onduladas que crean un efecto óptico de volumen. Una buena opción es vestir un modelo de princesa con corset apretado, mucha tela y pliegues en la falda. También el strapless queda muy bien.
Siempre evita modelos apretados.
Si te ves demasiado delgada: Puedes escoger una tela más pesada como velvet, satín o moire. Escoje un brasier blusero con cintura decoradas y mangas angostas. Otra buena idea puede ser utilizar un vestido con falda amplia y talle corto. Utilizar un corset y un vestido cuya falda tenga mucha tela y pliegues tambien puede hacerte ver mejor.

Si te ves demasiado rellenita:  Evita diseños recargados y opta por líneas verticales y telas con mucha caída. 

Si eres de busto grande:  Te hara ver muy bien un escote recto o cuello en "V", alto, muy sencillo y sin adornos. Evita las cinturas imperios. Una falda recta, un vestido con línea A o corpiño ajustado con falda vaporosa es también una forma muy atractiva.

Si eres de poco busto: Escoge un vestido de corte imperio con talle elaborado y utiliza ropa interior que realce el pecho. Los detalles, drapeados, aplicaciones, bordados y brillos deben colocarse en el talle para dar volumen. Puedes comprar un brassier con relleno y push-up.

Si eres de caderas anchas: Te aconsejamos un corte de cintura baja y falda sencilla. Tam bien puede sert una gran eleccion utilizar un vestido en corte A. Enfatiza la parte superior y cintura (en vez de las caderas) al escoger un modelo con detalle en el corpiño, como un lazo.

Si eres corta de cintura: Una cintura retirada te ayudará a alargar el torso porque estos marcan la línea real. Si tienes el talle corto la falda de tu vestido debe comenzar unos centímetros abajo de la cintura y de preferencia terminar en pico.

Si eres de espalda ancha: Selecciona un vestido de falda amplia, mangas muy sencillas y evita los drapeados y los diseños muy ajustado.

Si eres de hombros angostos: Lo mas recomendable es que pongas todos los detalles en la parte superior del vestido, con corsets envarillados, adornos en los hombros, mangas voluminosas y escote de preferencia en "V" o de hombros caídos muy adornados con flores, lazos o encajes. Si tienes una espalda muy bien cuidada, lúcela con un buen escote. Lo mismo ocurre con los hombros y brazos delgados que se deben resaltar con tirantes o un vestido strapless.


Más tips útiles

Opinión profesional: Asegúrate de que la vendedora o persona que te atienda donde compraras tu vestido este calificada. Dale toda la información posible sobre como te gustaría el vestido, que quieres tapar y que quieres resaltar y toma en cuenta los consejos que te den.

Tela: Al elegir la tela recuerda que los brillos, aplicaciones, encajes y transparencias sirven para destacar; mientras que las telas mate, sin texturas y sin bordados disimulan cualquier defecto.

Tiempo: Es recomendable encargar tu vestido al menos 3 meses antes de la boda para poder luego tener tiempo suficiente de hacerle los ajustes necesarios y para elegir el peinado, calzado, accesorios y maquillaje que se adapten mejor a ti y a tu vestido.

Tu estilo: Es importante que te sientas tu misma, selecciona un vestido con el que te identifiques plenamente y que conserve tu estilo.





















Estos son los tips que les trae hoy Barzené Boutique a todas aquellas que tienen planes de celebrar su boda.
Como siempre, esperamos que les haya sido placentero leerlo y que les sea de gran utilidad.
Queda aquí el espacio para sus comentarios que siempre son agradecidos, apreciados y tomados en cuenta.
Gracias por visitarnos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada